A raíz de la aceleración en los cambios tecnológicos y la transformación digital de la sociedad, la adopción de estrategias y técnicas de crecimiento a través de la innovación digital ha ganado protagonismo durante los últimos años. En este sentido, el corporate venturing se ha convertido en una herramienta clave para las grandes empresas, y ha puesto de manifiesto que la colaboración con startups y emprendedores es una herramienta clave a la hora de introducir estrategias de innovación que les permitan hacer frente a esta transformación con éxito.

La primera sesión de Mobile Talks, el foro de debate alrededor de la transformación digital impulsado por Mobile World Capital Barcelona, en colaboración con el foro iberoamericano sobre la era digital RETINA, se centró en el corporate venturing y la necesidad de las grandes corporaciones de incorporar nuevos mecanismos de innovación a través de la colaboración con startups.

La sesión contó con ponencias de cuatro expertos en la temática: Dr. Jens Pippig, fundador y director de la aceleradora ProSiebensSat.1, Gregor Gimmy, fundador y responsable de la incubadora BMW Startup Garage, Jonathan Tudor, director de inversiones de Castrol innoVentures, y Maurizio Rossi, fundador y co-CEO de H-FARM. Todos ellos presentaron sus iniciativas y posteriormente abrieron un debate en el que compartieron sus reflexiones:

Jonathan Tudor, director de inversiones de Castrol innoVentures, ejemplificó los retos de la transformación digital de las empresas exponiendo el modelo de negocio en Castrol innoVentures, donde “el principal objetivo es la investigación de una nueva fuente de ingresos basada en software, inteligencia artificial y tecnología.”

Por otro lado, Jens Pippig planteó que las colaboraciones con startups tendrían que regirse por un modelo de negocio B2B, donde los proyectos estuvieran centrados en inversiones sectoriales en diferentes verticales como la salud, el fintech o el e-commerce.

Según Gregor Gimmy, “las startups son una gran fuente de innovación y las corporaciones tendrían que trabajar más con ellas para aprender de su cultura. En Silicon Valley muchas empresas colaboran y trabajan con emprendedores; el caso de Apple es un buen ejemplo”. Las observaciones de Gimmy ayudaron a reflexionar sobre la necesidad de cambio en las grandes corporaciones y el compromiso de contar con nuevas fuentes de conocimiento preparadas para hacer frente a la digitalización que está viviendo nuestra sociedad.

Finalmente, Maurizio Rossi habló sobre la importancia de adoptar la tecnología al uso y comportamiento cotidiano; “en los próximos años, las grandes corporaciones tienen que hacer un gran aprendizaje sobre los programas de aceleración y será necesario que las empresas busquen modelos de negocio más innovadores”. Aleix Valls, CEO de Mobile World Capital, añadió que para ello “los programas de aceleración tiene que ser un win-win tanto por el emprendedor como por la empresa y el acuerdo tiene que estar muy definido por ambas partes”. 

Los beneficios de colaborar con startups, la repercusión de establecer objetivos antes de participar en programas de incubación, o bien la utilidad de trazar una estrategia sólida antes de crear un programa de aceleración, fueron cuestiones que abrieron el debate entre los participantes del este primero Mobile Talk.