Mobile World Capital Barcelona ha organizado esta semana, con la colaboración del Fundación Bit  e IREC, Mobile Talks: Los desafíos digitales de la energía del s. XXI, encuentro en el que se han respondido algunas de las principales incógnitas en torno a la transformación de la industria energética.

Para esta sesión, se ha contado con un panel de expertos integrado por Emilio Rousaud, CEO de Factorenergia, Santiago Cascante, head of innovation at global infrastructure & networks de ENEL, Oriol Gavaldá, CEO de Aiguasol, José Luis Domínguez, responsable del grupo Power Systems (IREC) y Oliver Pozo, director del hub digital de Siemens South-West Europe.

Manel Sanmartí, moderador del evento y director de Desarrollo y KTT en IREC, ha sido el encargado de presentar la sesión planteando cómo la tecnología ha cambiado el ritmo de maduración del sector, modificando la naturaleza de los negocios e infraestructuras energéticas.

En este mismo sentido, Emilio Rousaud, de Factorenergia, ha expuesto como algunos de los principales actores del entorno están cambiando su rol de proveedores de “energía” a proveedores de “servicios”, ubicando al cliente en el eje central de la estrategia.

Santiago Cascante, de ENEL, ha planteado las principales palancas de cambio de la “Industria 4.0” gracias a la digitalización: por un lado, mejorar la gestión de procedimientos dentro de las empresas, y, por otro, optimizar el almacenamiento de energía. Para ello, es necesario saber anticipar a nivel logístico y operacional la llegada de grandes volúmenes de datos.

Sin embargo, José Luis Domínguez, de IREC, ha matizado que el Big Data aún no ha llegado al sector energético español, y que para ello se necesita escalar muchas de las actividades realizadas. Una red más precisa de sensores o la implementación de machine learning podrían ayudar a gestionar de una forma más inteligente, por ejemplo, las baterías de uso doméstico, facilitando su instalación, gestión e integración en los hogares españoles.

Por su parte, Oriol Gavaldà ha destacado que para llegar a este punto, previamente se necesita “alfabetizar energéticamente” a los usuarios, que aún muestran cierta reticencia a la digitalización de los procesos. Para una gestión eficiente, se necesitaría agilizar la formación de los usuarios sobre la nueva transformación tecnológica a la que se expone el sector y los beneficios que acarrea.

Según Oliver Pozo, solamente un 38% de las energéticas tienen sus procesos internos digitalizados, lo que dificulta esta transmisión de conocimiento tecnológico y sistemas IT para todos sus públicos (tanto internos como externos).

A lo largo de la charla, también se ha reflexionado sobre la implementación del Blockchain para una mejora de la seguridad en la gestión y comparación de datos entre usuarios, o la necesidad de nuevos actores dinámicos en el mercado nacional energético, puesto que apenas existen Startups que se aventuran al cambio.

Para cerrar la conversación, los ponentes han destacado la necesidad de cambiar el marco regulatorio para potenciar la digitalización de las empresas: por un lado, para generar un mayor beneficio económico, y por otro, para impactar en el conjunto de la sociedad con una RSC actualizada y con una formación continua, desde las escuelas y desde la misma empresa.

Los asistentes a la sesión también han tenido la oportunidad de trasladar sus preguntas a los ponentes, referentes a la hoja de ruta para una nueva regulación o el papel de las nuevas generaciones en esta transformación del sector energético.

A continuación se encuentra el video resumen con más información sobre esta jornada de Mobile Talks: