balcans startup scene

31.03.2015

Emprendiendo en los Balcanes, una región con atractivos poco conocidos

San Francisco, Tel Aviv, Berlín… ¿Y los Balcanes? La región europea está conociendo una fantástica expansión en lo que a startups se refiere. Asociaciones de empresas, proyectos originales… ¡sean bienvenidos!

Una de las personas que mejor conoce ese ecosistema es el kosovar Kushtrim Xhakli, emprendedor internacional y que organiza cada año Doku:tech, el evento tecnológico asociado al ya veterano festival internacional Doku:fest, y que reúne en el joven país (se independizó de Serbia en 2008) a conferenciantes de todo el mundo para discutir sobre muy diversos temas. Este año, un ilusionado Kushtrim nos cuenta que espera atraer a más de 30 personas para discutir sobre emprendimiento, pero también acerca de privacidad, Internet de las cosas o conectividad. Este evento se complementa con otros como el Spark.me, que tiene lugar en Montenegro y que han visitado responsables de WordPress, Dropbox o Skype.

Kushtrim nos describe la situación en este conglomerado de países. Todavía no cuentan con una legislación específica para startups, sino que las acciones engloban a todo tipo de emprendimiento e inversión. Por otra parte, escasean los fondos de capital riesgo (hay uno basado en Ljubljana, la capital de Eslovenia, RSG Capital); eso sí, “tenemos gente que ha venido del sector de la construcción y el auge industrial, y tienen dinero que les gustaría ver invertido en startups”.

El emprendedor demanda una legislación específica para las nuevos compañías: “Los gobiernos creen que los trabajos se pueden crear solo si un inversor extranjero entra en el país, pero los trabajos pueden crearse si tú das condiciones favorables a las startups”.

Kushtrim es también uno de los fundadores de The Digital Kosovo. El proyecto consiste en fomentar que las webs reconozcan a Kosovo para “ponerlo en el mapa”, según sus propias palabras, como país independiente. Él mismo explica cómo han conseguido que servicios muy variados (comercio, viajes, etc.) como Amazon lo reconozcan en sus listados. Si ves en una lista desplegable de países a Kosovo, probablemente él o sus compañeros hayan sido los causantes.

Mucho talento y menos costes

“Veo muchos pros [en estos países] […]: muy buen talento, menos costoso, menos competición con otras compañías. Incluso, ese talento estará más entusiasmado e implicado en la compañía”, dijo en una entrevista el serbio Branko Milutinovic, emprendedor y fundador de Nordeus, una empresa de videojuegos que nada tiene que envidiarle a la finlandesa Rovio (y que nos perdonen los Angry Birds).

Nordeus tiene su sede central en Belgrado y cuenta con oficinas en Dublín, Londres, San Francisco y Skopje. Su mayor éxito es el Top Eleven Football Manager, una app que lleva los videojuegos de fútbol de toda la vida a los dispositivos móviles. La premisa es simple: crea y gestiona tu propio equipo de fútbol para llevarlo a la gloria.

Según publicó ‘The New York Times’ en diciembre, Serbia tiene un fondo de innovación financiado por la Unión Europea que ha concedido 53 subvenciones por un valor de 6 millones de euros. Precisamente allí nació VetCloud, un popular software de gestión de clínicas veterinarias que ya ha traspasado sus fronteras y se ha instalado en Londres.

Durante los años de conflicto muchos jóvenes jóvenes emigraron por todo el mundo, aprendiendo y conociendo muchas veces en las ciudades más innovadoras del mundo, y tras unos años muchos han retornado a sus países con muchas ganas de innovar y lanzar nuevos proyectos, creando un caldo de cultivo excepcional. Hay que añadir que los costes son mucho menores que en la mayor parte de sus vecinos europeos, si bien en algunos casos sin embargo, puede haber ciertas derivas o frenos institucionales.

Pero Kosovo o Serbia no son los únicos países de la región que están apostando por la innovación. Más allá de la antigua Yugoslavia, en Sofía, la capital de Bulgaria, se está construyendo un parque tecnológico para vincular los negocios locales con las universidades, y en 2012 se aportaron 21 millones de euros en dos fondos de capital riesgo. De este país, Kushtrim recalca LaunchHub, un fondo de capital semilla para las empresas más prometedoras del sur y el este de Europa.

También destacan algunas de las startups más prometedoras de la región: en Bosnia está Kolikoo, una tienda virtual donde tú puedes crear tu propio espacio de venta, mientras que en Macedonia sobresale G6Solutions, dedicada a desarrollar soluciones web y móviles para las empresas del país. Por último, en Serbia se distingue también Tickera, un plugin de WordPress para que cualquiera pueda instalar un puesto virtual de venta de entradas en su propia web.

Y si todas estas razones y empresas te parecen pocas para poner el ojo en los Balcanes, Kushtrim lanza un último mensaje motivador, lleno de optimismo: Los beneficios de ser fundado en cualquier país de los Balcanes son que, por ser pequeño, piensas en global”.

Imagen | Arild Vågen