17.06.2015

Los mejores sitios para fundar startups de EdTech están lejos de Silicon Valley

Imagen | Eirik

Para las startups tecnológicas hay mundo más allá del archiconocido Silicon Valley, y el sector del EdTech lo ha demostrado fusionando educación y tecnología más allá de la cuna de gigantes como Google o Facebook.

Varios son los motivos que hacen que el EdTech tenga más éxito fuera de las fronteras del Valle que en su seno, donde nacen, crecen y se reproducen startups de todo tipo. Pero todos se pueden resumir en un solo aspecto: los modelos de negocio impulsados en Silicon Valley por inversores y emprendedores poco tienen que ver con las exigencias del mundo de la educación.

Tal y como señala el inversor estadounidense John Doerr, el sector de la educación es incompatible con el clima de Silicon Valley porque “no hay dinero fácil y no hay dinero rápido. Se necesita más tiempo”.

Además, según el fundador de la red de innovación Educelerate, Christopher Nyren, el hecho de que la publicidad y otros modelos de negocio habituales en Silicon Valley no suelen funcionar en la educación, es otro de los motivos que hacen que el EdTech no termine de despegar en esa zona. Por si fuera poco, la creación de nuevas empresas en la meca emprendedora es demasiado cara para el sector de la educación.

Vida más allá

edtech_1

Imagen | CB Insights

Ciudades estadounidenses como Boston o Baltimore trabajan a través de distintas organizaciones para llegar a ser el epicentro de la actividad de las startups de EdTech, después de no haber encajado del todo en el ritmo frenético de la economía del valle del Silicio.

Por otra parte, los emprendedores al otro lado del charco también han sabido aprovechar el hecho de que Silicon Valley no haya sabido adaptarse a las exigencias del mundo de la educación para llegar a ser un verdadero hervidero en lo que a startups de EdTech se refiere.

De esta forma, la lista de startups que pretenden revolucionar la educación con la ayuda de la tecnología desde Europa es inmensa y variada. Desde startups afincadas en el Londres, como Memrise o FutureLearn, otras grandes startups exitosas como a otras que llegan desde numerosos puntos del viejo continente, como por ejemplo iversity (Berlín), Brainly (Cracovia) o DigiSchool (Lyon), las españolas Infantium o Smartick, o la noruega Kahoot.

Hay mundo fuera de Silicon Valley para las startups, e incluso algunos sectores no llegan a adaptarse del todo al ecosistema emprendedor por excelencia. El EdTech lo está demostrando, lo que supone toda una oportunidad para el resto del mundo.