25147720391_25a259e150_o

18.04.2016

mHealth y transformación digital: herramientas para fomentar el cambio de comportamiento del paciente

Uno de los retos de la digitalización en el ámbito sanitario es el de motivar a la ciudadanía para que se involucre en su propia salud. Es por eso que las aplicaciones móviles constituyen una buena herramienta de incentivo: fácil, atractiva y cómoda. En este sentido, las instituciones trabajan para promover un estilo de vida saludable que empieza por la participación activa en la salud por parte de cada ciudadano.

Hoy en día se está produciendo un cambio de paradigma en el modelo sanitario y es que gracias a la salud móvil (o mHealth) el papel que juega el paciente en el cuidado de su salud es mucho más significativo. Precisamente, en el marco de la última edición del GSMA Mobile World Congress 2016 el equipo de mHealth de Fundación Mobile World Capital organizó el seminario ‘Motivating behavioural change through mobile technologies’, en el que diferentes expertos del sector hablaron de cómo los dispositivos móviles pueden promover un cambio de comportamiento real en los pacientes. Antoni Gual (Unidad de Adicciones del Hospital Clínico, Barcelona), Geoff McCleary (Digitas Health), Jim Rattay (Bennet Group) y Ross Taylor (Publicis Healthcare Europe) coincidieron en que los recursos existen y van en aumento, por lo que el reto actual es convencer a los ciudadanos de que los aprovechen.

Durante el seminario se presentaron algunos estudios que demuestran este auge de la mHealth en las rutinas de los ciudadanos. Entre los datos significativos destaca que un 66% de estadounidenses utilizaría aplicaciones móviles para gestionar su salud o que un 20% de los usuarios de smartphones tienen una o más aplicaciones en su dispositivo para monitorizar o manejar su salud y bienestar. Se pueden encontrar en el mercado más de 165.000 apps relacionadas con la salud, los seguros médicos, información sanitaria, la salud de la mujer y el embarazo, enfermedades específicas, fitness, estilo de vida, estrés o dieta y nutrición, entre otras temáticas.

La eficiencia de la mHealth está demostrada en casos como el tratamiento de las adicciones (tabaco, drogas o alcohol, por ejemplo), enfermedades como la diabetes, problemas como el sobrepeso o trastornos como el del sueño. De hecho, nuevos conceptos consolidados en este sector están llegando también a la sociedad en general, tales como la autocuantificación —utilizar la tecnología para obtener datos cuantitativos sobre aspectos de la vida diaria de las personas, como por ejemplo alimentación, estados de ánimo, etc.— o el empoderamiento del paciente.