TechCamp_Computer Lab_TechCamp_HD_23.07.17-231

31.07.2017

TechCamp 2017: fomentando el pensamiento computacional entre las nuevas generaciones

¿Qué tienen en común Ivet, Maria, Elena y Núria? Las cuatro consiguieron proclamarse vencedoras en la categoría App Education de mSchools Student Awards, el concurso y ceremonia de premios que se celebró el 10 de junio en Barcelona. Y ahora están disfrutando de la recompensa: participan en el mSchools TechCamp, un campamento tecnológico de verano ubicado en el entorno natural del Pantano de Sau, en Cataluña.

“El TechCamp se divide en dos partes: la parte más técnica, en la que nos enseñan electrónica y programación, y la parte de aventura, en la que realizamos actividades y practicamos deportes al aire libre.” “La experiencia está súper bien porque conoces gente nueva y te integras mucho en el grupo. Nos ayudamos todos entre todos.” Así es como Ivet y Maria, de las escuelas Sant Antoni de Pàdua de Mataró y Vedruna Ripoll, respectivamente, describen lo que están viviendo estos días. 

Forman parte del grupo de más de 40 chicos y chicas que del 22 al 30 de julio participan en la experiencia tecnológica de inmersión impulsada por el programa mSchools de Mobile World Capital Barcelona, profundizando sobre diferentes aspectos de la programación, la robótica y el Internet de les Cosas. Una nueva edición que, entre otros aspectos, destaca por el elevado porcentaje de chicas que han asistido ─representan un 75% del total.

Este grupo de alumnos está aprendiendo a programar soluciones que pueden llegar a mejorar la calidad de vida de las personas, tal y como explica Núria, de la Escuela Vedruna Ripoll. “Creamos soluciones para la domótica de las casas, como sería controlar la luz, o controlar diferentes sensores que ayuden a hacer las cosas más fáciles para todo el mundo”.

Durante los primeros días, los participantes del TechCamp han adquirido las herramientas necesarias para después ser capaces de crear sus propios prototipos de soluciones basadas en el Internet de les Cosas, aplicables en el entorno de una Smart City. Trabajan en equipos reducidos, mediante una metodología ágil y colaborativa basada en proyectos.

Elena, del Instituto Castellet, continua: “Estos días nos han explicado cómo funciona la Raspberry Pi, hemos podido encender LEDS…” “Los profesores nos han ido poniendo diversas prácticas para que nos vayamos integrando mejor en el mundo de la programación, y ahora, a partir del ordenador, estamos programando un dispositivo que mide la temperatura y humedad que hay en esta sala”, completa Maria. Lo que se pretende es simular un ambiente de trabajo parecido al que se encontrarían en un entorno profesional real.

Para todas estas chicas la experiencia está resultando muy positiva, y valoran especialmente la importancia que estos conocimientos tendrán en su futuro: “Tienes muchas más herramientas en el caso de que te quieras dedicar al mundo de la tecnología”, dice Maria. “Yo animaría a todas las personas que no saben todavía a qué van a dedicarse, y que no tienen demasiados conocimientos de programación, a que se integren en estas nuevas oportunidades que les ofrece la escuela.”

Como novedad de este año, los ganadores del concurso Scratch Challenge de los mSchools Student Awards, alumnos de segundo ciclo de primaria, también tuvieron la oportunidad de visitar el TechCamp. Lo hicieron durante toda una jornada, en la que participaron en un taller de programación y robótica junto con sus familias.

El instructor de este taller resaltaba el espíritu y actitud de todos estos jóvenes alumnos: “Ellos creen firmemente que lo pueden hacer todo. Destacan por su afán de superación, por las ganas continuas de aprender cosas nuevas. Es el hecho de intentar llegar donde sea, sin límites: son capaces de enfrentarse a todos los retos y de superar retos nuevos.”

La práctica que tenían que hacer fusionaba el lenguaje de programación Scratch con elementos de robótica y de electrónica: se trataba de construir un pequeño circuito electrónico y controlarlo con Scratch. El objetivo final era hacer una pizarra electrónica en la que apretando botones fuesen capaces de dibujar, de levantar diferentes elementos, etc.

Tanto los alumnos como sus padres valoraron positivamente la iniciativa, enfatizando el estudio de la tecnología como herramienta para mejorar las competencias de futuro. “Me gusta mucho la experiencia porque veo que los niños se ilusionan y viven la realidad de lo que es el mundo de la tecnología”, comentaba una madre. “La teoría está muy bien, pero la práctica hace que ellos vean la realidad de las cosas, para qué sirve la tecnología y cómo se utilizan las nuevas técnicas.”

El mSchools TechCamp 2017, además, se completará con una charla sobre ciberseguridad de la mano de expertos de la industria.