Article  | 

El futuro cada vez más real de los hologramas

SHARE

Los hologramas todavía parecen un dispositivo tecnológico más propio de la ciencia ficción que de la vida cotidiana. Sin embargo, los avances en telecomunicaciones avanzan a pasos agigantados: la próxima implantación del 5G hará que la retransmisión de datos sea incluso más rápida que ahora y se desarrolle a tiempo real. 

Por esa razón, la tecnología holográfica cada vez está más cerca de convertirse en una forma de comunicación como cualquier otra. En este artículo te lo contamos todo sobre los hologramas y los ámbitos de aplicación en los que se emplearán. También repasamos los proyectos más innovadores de tecnología en España y los retos a los que se enfrenta en el futuro.

El apasionante y desconocido mundo de los hologramas

Los hologramas se definen como las imágenes que se obtienen a través de la holografía, una técnica de iluminación láser que genera imágenes tridimensionales en color. Aunque la aplicación de los hologramas es relativamente reciente, la disciplina tiene ya cerca de sesenta años: en 1947, el físico Dennis Gabor publicó su teoría de la holografía que le valió un Premio Nobel. 

Quince años más tarde, los estadounidenses Emmett Leith y Juris Upatnieks crearon el primer holograma de la historia, gracias a la invención de la iluminación láser. Hasta la actualidad, múltiples centros de investigación y empresas han desarrollado la tecnología para su aplicación generalizada, pero ha sido la transformación digital y el aumento en el tráfico de datos lo que ha permitido que los hologramas se conviertan pronto en una herramienta de proyección de imágenes a tiempo real.

Hologramas: cómo funcionan

Saber y entender cómo funcionan los hologramas es relativamente sencillo. Para comprenderlo, primero hay que entender el proceso de la holografía, que consiste en la interferencia entre dos haces distintos de luz láser cuando la luz de uno de ellos refleja un objeto determinado. El objeto es una película fotosensible, es decir, sensible a la luz. La interacción entre los dos haces de luz hace que uno de ellos desvíe su trayectoria y genere una imagen tridimensional.

Aunque parezca complicado, la tecnología es similar a cualquier herramienta de reproducción de imágenes. El registro de imágenes en movimiento puede realizarse con una cámara: la única diferencia está en cómo se proyecta la imagen. Así, una retransmisión en vivo y una transmisión holográfica funcionan de forma idéntica, pero en esta última se sustituye la pantalla bidimensional por un dispositivo holográfico.

El problema de los hologramas hasta la fecha era que los gráficos requerían una conexión de red muy potente, por lo que la transmisión de datos sufría constantes interrupciones y cortes. Por suerte, el 5G constituirá el espaldarazo definitivo a la implantación de los hologramas en la tecnología de uso diario. Gracias al envío de gran cantidad de datos a velocidades altas, la reproducción de imágenes holográficas podrá realizarse de forma prácticamente simultánea, como si de una conversación en directo se tratara. 

Ámbitos en los que se están desarrollando los primeros hologramas

Los avances en tecnología holográfica, acompañados del aumento de datos y la reducción de la latencia, han movido a varias empresas a hacer pruebas sobre su aplicación. Una vez que se consoliden los resultados, podemos esperar un uso generalizado de los hologramas en ámbitos como la comunicación, el turismo, la fabricación de piezas o incluso la medicina.

Entre los proyectos más prometedores de tecnología holográfica destacan los siguientes:

  • Telecomunicaciones: Ya se han llevado a cabo varias pruebas piloto para videollamadas holográficas. Apoyándose en la realidad aumentada, las videollamadas actuales podrían sustituirse por hologramas con los que interactuar de manera similar a una conversación física. De hecho, en 2017 la empresa coreana KT Telecom ya realizó una videollamada holográfica entre Seúl y Nueva Jersey. 
  • Cultura: Uno de los pocos usos prácticos de la tecnología que ya hemos podido observar consiste en la inserción de hologramas en conciertos. La holografía ya se ha utilizado para generar experiencias realistas con la imagen de celebridades como Michael Jackson o el rapero 2Pac. Además, puede aplicarse a la retransmisión en vivo de conciertos en localizaciones distintas.
  • Turismo: De forma análoga a los conciertos, los hologramas ya se están aplicando en ciertos sectores del ámbito turístico. Por ejemplo, el castillo de Stirling en Escocia emplea un holograma del héroe histórico William Wallace para recibir a los visitantes. 
  • Industria: La holografía también resultará útil para estandarizar procesos industriales. A través del uso de hologramas, fábricas deslocalizadas podrán acelerar el proceso de fabricación y ensamblaje de piezas metálicas.
  • Automoción: La incorporación de hologramas a los vehículos puede aportar un sinfín de novedades. La empresa Envisics ya ha instalado esta tecnología en coches de la marca Jaguar, pero espera añadir funciones como la representación tridimensional de direcciones del GPS o la identificación de peatones.
  • Salud: La aplicación de herramientas holográficas al ámbito sanitario puede resultar una gran ventaja para la seguridad del paciente. Mediante una proyección de los órganos del paciente, podrán estudiarse sus afecciones y manipular las distintas partes del cuerpo a través del uso de infrarrojos, garantizando intervenciones completamente esterilizadas.

Los hologramas en España: perspectiva y objetivos

España ha tomado nota del desarrollo de esta tecnología, y ya se han conseguido grandes avances en distintos sectores. Por ejemplo, el Hospital de Sant Pau de Barcelona ya ha realizado intervenciones quirúrgicas con un modelo 3D, que permitía a los cirujanos observar con detalle el cuerpo del paciente en una proyección mientras lo operaban.

La holografía también se ha utilizado en proyectos españoles centrados en “la teleportación por holograma”. Actualmente, Newtonlab Space, una empresa catalana con sede en Galicia, ya está llevando a cabo pruebas para la retransmisión en directo de hologramas gracias al uso de tecnología 5G. En un sentido similar, la empresa Red.es está desarrollando proyectos de reunión mediante videollamada que utilizan técnicas de realidad aumentada y holografía e incluirán un asistente virtual, visible desde cualquier ángulo para todos los participantes.

Por supuesto, el principal reto de los hologramas en el futuro consistirá en llevar estas técnicas al usuario medio. Ya existen varias start ups centradas en la aplicación de los hologramas en el entorno de los smartphones. Los móviles ya son capaces de crear y transmitir imágenes holográficas, aunque la tecnología todavía debe avanzar para lograr una resolución detallada.

Aunque todavía queda mucho tiempo para que los hologramas se establezcan como una herramienta más, la aplicación de la holografía está mucho más cerca de lo que puede parecer. Con el establecimiento de llamadas 5G a tiempo real y la implantación de la conectividad inteligente, los hologramas se convertirán en una parte más del arsenal de herramientas de comunicación a nuestro alcance.