Cuando el autismo se encontró con móviles y aplicaciones

Imagen | Lance Neilson

Todos los trastornos que afectan al sistema nervioso son complicados, pero al autismo podríamos ubicarlo un peldaño arriba, pues suele desarrollarse ya desde la niñez. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en promedio, uno de cada 160 niños padece este tipo de desorden.

¿Puede la tecnología ayudar a hacer frente a los inconvenientes de este tipo de transtornos? Parece que sí; la proliferación de dispositivos tan personales como los smartphones y las tablets puede ser un apoyo en el desarrollo de la comunicación de los niños autistas. Según un estudio publicado por la Academia Estadounidense de Psiquiatría del Niño y del Adolescente, aquellos niños autistas que interactuaron con una tablet y una aplicación especializada mostraron mejoras en las expresiones de comunicación espontáneas, a diferencia de aquellos que no la utilizaron.

En el estudio participaron un total de 61 niños de entre 5 y 8 años de edad. El análisis se realizó en dos etapas: una en la que se trabajó con una aplicación concreta y otra sin. Tras analizar los resultados se concluyó que, en general, los niños con esta enfermedad pueden obtener un avance rápido y significativo en su desarrollo del lenguaje incorporando el uso de una tablet con una herramienta de software específica.

Cuando el autismo se encontró con móviles y aplicaciones

Imagen | Texas A&M University CMCP

Aplicaciones que podemos descargar

Son numerosas las apps que apoyan o complementan de alguna u otra manera el tratamiento de niños con autismo. La asociación Autism Speaks ofrece en su página web una sección de aplicaciones clasificadas en tres categorías:

  • Anécdota: la app no tiene una investigación científica o específica detrás.
  • Investigación: posee algún tipo de investigación pero no hay un estudio científico que la soporte.
  • Evidencia: está comprobado científicamente que la app es de ayuda para el tratamiento del autismo.

En esta sección también se pueden aplicar otros filtros para ubicar más fácilmente las apps que se consideran que podrían ser más apropiadas para el tratamiento de cada niño en concreto. Dicha clasificación advierte que se debe ser selectivo en el momento de decidir utilizar una u otra app. Otras organizaciones civiles o entidades privadas que enlistan y recomiendan apps en el tema son Parenting.com, Parents.com y Autism Association of Western Australia, entre otras.

Cuando el autismo se encontró con móviles y aplicaciones

Imagen | Avaz for autism

Ayudan, pero no resuelven

Hay numerosas enfermedades que la medicina o los avances de la tecnología aún no pueden curar. Una de ellas es el autismo. Lo primero que recomiendan los expertos es no crearse falsas expectativas al utilizar este tipo de herramientas basadas en la tecnología móvil. En un artículo publicado por CNN se describe un caso en el que el uso de los dispositivos móviles ha brindado a un niño con autismo una mayor independencia de sus padres, toda vez que su interacción con el dispositivo les brinda un entretenimiento continuo basado en aquello que le interesa. Sin embargo, este logro tan sólo es un pequeño paso en el largo proceso de tratamiento de autismo, y cuyo resultado incluso puede perderse si no es acompañado con otras metodologías de tratamiento.

Para el terapeuta español Jorge García Caballero, las tablets les permiten a los niños con autismo “asociar mejor el mundo externo para su comprensión, y formular un mundo interno asociativo que les posibilita expresarse mucho más y mejor, en un continuo evolutivo desde visual hasta verbal”. García Caballero añade que en todo momento debe mantenerse el principio de extinción y encadenamiento hacia atrás, es decir que el tablet debe ser retirado cuando los aprendizajes han sido consolidados.

Tanto el terapeuta español como otros expertos son tajantes al señalar que las apps y tablets no hacen milagros. Su uso debe ser supervisado por profesionales y ubicarse dentro de un programa integral de tratamiento. La colaboración de la familia es crucial y debe comprenderse que los resultados varían dependiendo del caso.

El centro de competencia mHealth forma parte del Programa de Centros de Competencia Internacional (PCCI) de Mobile World Capital Barcelona. mHealth trabaja con un triple objetivo: identificar las oportunidades de la tecnología mobile en la provisión de servicios de salud, transformar los procesos y modelos sanitarios actuales e impulsar la interoperabilidad de los servicios de salud en el ámbito de las tecnologías móviles y la conectividad, construyendo los fundamentos que permitan integrar soluciones de salud móvil.

Mobile World Capital Barcelona es una fundación destinada a convertir la ciudad en un centro de referencia de las tecnologías móviles. Un lugar donde personas, empresas e instituciones trabajen de forma conjunta para aprovechar el potencial de las tecnologías móviles como un elemento para transformar la vida cotidiana y crear nuevas oportunidades de negocio. MWCB, a través de sus programas e iniciativas, es también un motor de desarrollo e internacionalización del tejido empresarial.

Más información: