Imagen | Advanced Hlth

Los datos económicos confirman que el vínculo entre la tecnología y la salud es cada vez más fuerte: la inversión en startups de sanidad digital no para de crecer. Después de un 2014 de récord, en el que las startups dedicadas a eHealth y mHealth recibieron más de 4.000 millones de dólares de inversión (más de tres mil millones y medio de euros), el gran reto del sector una vez comenzado el 2015 no era otro que continuar creciendo. Así ha sido.

Tal y como informan Rock Health y StartUp Health, dos consultoras que analizan los datos de inversión en el mundo de la eHealth, el primer trimestre de 2015 terminó con buenas noticias para el sector de la sanidad digital. La inversión en startups de este tipo durante los tres primeros meses del año alcanzó cifras astronómicas: 900 millones de dólares según StartUp Health, 630 millones de dólares según Rock Health (más de 800 y cerca de 600 millones de euros, respectivamente).

La diferencia entre ambos datos se debe a los diferentes métodos utilizados por estas dos consultoras para medir la inversión en startups, pero la tónica parece clara: los inversores siguen apostando por el crecimiento de las empresas del sector de la eHealth.

Datos y salud móvil

Dentro de la salud digital, las startups que más financiación han conseguido son las que se dedican al análisis de datos y al big data. Según StartUp Health, este ámbito ha recibido 202 millones de dólares (cerca de 190 millones de euros) en el primer trimestre de 2015.

Precisamente, es el sector del big data el que ocupa a la startup de salud que más dinero ha conseguido en este primer trimestre de 2015. Se trata de HealthCatalys, que ha recibido 70 millones de dólares (65 millones de euros). La compañía, fundada en 2008, tiene como objetivo transformar la salud y mejorar la experiencia de los pacientes a través del almacenamiento y análisis de cantidades ingentes de datos.

Como no podía ser de otra manera, la mHealth también está presente en algunas de las startups que más inversión han recibido en el primer trimestre del año. La salud móvil es el pilar de ClassPass y Advance Health, dos startups que han recibido financiación por valor de 40 millones de dólares (más de 35 millones de euros).

classpass

Imagen | ClassPass

Estas dos representantes de la mHealth entre las startups de salud en las que más se ha invertido tienen funciones muy distintas entre sí, pero un mismo objetivo: ayudar a mejorar la salud del consumidor desde sus dispositivos móviles.

ClassPass es mucho más que un buscador: a través de esta plataforma, los usuarios cuentan con una plaza en numerosos gimnasios de su ciudad, pudiendo acudir cada día a uno distinto para así realizar actividades físicas variadas.

Advance Health es, por su parte, una startup centrada en soluciones móviles para la gestión directa de la salud de los pacientes. A través del software desarrollado por esta compañía, tanto médicos como pacientes pueden recopilar y consultar datos que mejoren la atención sanitaria.

Así, la salud móvil, y en general el tándem formado por la tecnología y la sanidad, avanzan a golpe de inversiones millonarias y de forma firme hacia un futuro en el que nuestro móvil sabrá, y mucho, sobre nuestra salud.