Los avances tecnológicos se suceden a una velocidad jamás vista, y su adopción no es menos rápida. Cambios que a través de la innovación han llegado para transformar el día a día de las personas, también de las que necesitan más atenciones. El próximo Mobile Talks, que tendrá lugar en CaixaForum Barcelona, el 30 de mayo de 9.30 a 11.30 horas, abordará y desgranará esta situación, con la participación de un grupo de expertos en diversos ámbitos sociales y desde una perspectiva internacional. 

El impacto de las tecnologías y la transformación digital de la sociedad es mayor cada día. La innovación es un factor decisivo y la piedra angular que permite el desarrollo de la educación o la medicina a un ritmo inaudito en la actualidad. Incluso impulsando la integración de los colectivos más vulnerables en la sociedad, promoviendo y favoreciendo la integración social y laboral con idénticos derechos que tiene el conjunto de la ciudadanía.

Los principales beneficios que proporciona la transformación digital están relacionados con la universalización de las tecnologías, llegando a todos los ámbitos posibles, impregnando toda la sociedad. Algunas de estas novedades ya están presentes en los hogares de medio mundo.

Ámbitos sociales dinámicos de innovación tecnológica

Los asistentes de voz, por ejemplo, pueden llegar a controlar la práctica totalidad de funciones de una casa inteligente para personas mayores, enfermas o discapacitadas. Las aplicaciones móviles, losgadgetsque permiten la geolocalización o, incluso, los audífonos inteligentes conectados al smartphoneson otros ejemplos de cómo las nuevas tecnologías dan respuesta a necesidades reales de las personas mayores, para facilitar el día a día de este colectivo, mejorando la inclusión y tratando de romper la brecha digital que se ha ido generando.

En otros ámbitos, las personas con discapacidad mecánica o funcional son el germen de la innovación para entidades y organizaciones sociales: sillas que suben escaleras, lectores de Braille, guías digitales para invidentes y, más recientemente, los vehículos sin conductor o los brazos mecánicos articulados. Entre las personas migrantes y refugiadas, también se están llevando a cabo proyectos tecnológicos de todo tipo que tratan de romper barreras y suavizar las dificultades que sufren unos colectivos con situaciones extremas en los ámbitos sanitario, cultural y de formación.

En un futuro, no tan lejano como podríamos imaginar, llegarán a nuestras vidas la inteligencia artificial y los robots androides, del mismo modo que se instalaron en nuestro día a día los dispositivos móviles. Esto supondrá una ayuda fundamental para colectivos de personas con necesidades muy diversas.

Más información en el web MobileTalks