750 concursantes. 125 proyectos finalistas. El 8 de junio en la Farga de L’Hospitalet se dará cita el mejor talento de las escuelas catalanas. Hablamos de la sexta edición de mSchools Student Awards, unos premios que reconocen los mejores proyectos tecnológicos de alumnos en Cataluña. Desde mSchools, queremos invitaros a asistir al evento para que podáis ver de cerca los trabajos de otros centros educativos, para que os inspiréis en los proyectos creados por otras escuelas y, así, animaros a participar en futuras ediciones.

“Asistir a los Student Awards ya es una fiesta: alumnos y docentes pasan ahí el día, exponen sus ideas y conocen a los responsables de otros proyectos. Es una buena experiencia”, cuenta Montse Codina de Escola Arrels, una de las ganadoras de la edición 2018.

Este año, los finalistas del concurso presentaran sus propuestas en alguna de estas modalidades: App Education, centrada en la creación y desarrollo de apps, Mobile History Map, una plataforma y app de georreferenciación que fomenta el trabajo por proyectos y el aprendizaje servicio, y Scratch Challenge, propuesta didáctica que permite a los alumnos desarrollar historias interactivas, simulaciones y juegos a través del lenguaje de programación Scratch.

Cómo organizarse y encajar el proyecto en el calendario curricular

Francesc Solans, del Instituto Josep Vallverdú y ganador de la edición 2018 en la categoría de App Education, aconseja a aquellos docentes que dudan si participar o no en futuras ediciones que la clave del éxito es una buena organización. “Me encanta que App Education incluya muchas disciplinas porque los alumnos aprenden muchísimo. Como docentes debemos tener en cuenta que la clave del éxito es preparar bien los pasos a seguir y tener siempre presente las horas que hay que dedicar tanto dentro como fuera del aula”.

Por su parte, Herminio Manzano, docente de Escola Joan Pelegrí, destaca que “compaginar el diseño de una app con las asignaturas es fácil, ya que App Education se incluye como materia curricular dentro de la escuela”.

Todos los ganadores coinciden: las horas dedicadas a trabajar los proyectos que se presentan a concurso dependen de cada profesor de acuerdo a su calendario escolar y las distintas asignaturas curriculares. En el caso del trabajo necesario para la modalidad Mobile History Map, “trabajamos en el proyecto durante días e intentamos englobar muchas asignaturas en el proceso. Por ejemplo, las aportaciones las traducimos en 3 idiomas (catalán, castellano e inglés) y para poder documentar bien todo el proyecto, hemos hecho salidas a museos, entrevistas, etc. Para preparar el speech, nos juntamos las dos clases para que todos los alumnos se aconsejaran unos a otros. ¡La colaboración entre grupos ha sido espectacular!”, nos cuenta Marta Garriga, docente de Institut Agustí Serra.

El tema: cómo empezar a moldear estos proyectos con los alumnos

“Las propuestas las pienso yo y se las planteo a los alumnos para que me puedan decir su opinión. Intento basarme en temas de actualidad que puedan motivarlos”. Es el planteamiento de Garriga, que con el proyecto Stolpersteine, ganaron la pasada edición de Student Awards en la modalidad de Mobile History Map. “En nuestro proyecto ‘Stolpersteine’, aprovechamos los adoquines que recientemente el ayuntamiento de Sabadell ha colocado en recuerdo de los deportados a campos de concentración nazis” nos explica Garriga.

Otro de los ganadores de MHM, Josep Borrut, de Escola Pau Casals, coincide. “Normalmente yo planteo el tema del proyecto en base a las cosas que veo que les interesan. Por ejemplo, el año pasado estábamos trabajando en un proyecto de geolocalización de relojes de sol en la comarca, y vi que se entusiasmaban con una cantera. Nuestro tema de este año se basa en eso”.

Por otro lado, la docente ganadora de Scratch Challenge, Montse Codina (Escola Arrels), nos comenta: “yo siempre planteo el proyecto como algo voluntario. Entonces se apuntan solo aquellos que están motivados, porque realmente van a tener que dedicarle horas, y para mí es esencial que les guste tanto el tema como el equipo”.

En definitiva, docentes y alumnos destacan la recompensa que significa participar en este tipo de eventos:

“El día del evento todos están muy ilusionados. Es el día en el que todo el mundo pudo ver el esfuerzo que habían hecho para crear su proyecto. Como docente, siempre he intentado guiar a mis alumnos, pero han sido ellos los que siempre han sacado adelante las propuestas. Me ha emocionado ver cómo estaban muy orgullosos del resultado y se lo enseñaban a otros alumnos, pasaban fotos a sus padres, etc. Y después el hecho de ganar… ¡Fue un día redondo!”, concluye Garriga.

¿Quieres venir a la fiesta de mSchools Student Awards? Sólo tienes que rellenar este formulario para confirmar tu asistencia. ¡No te lo pierdas!