video  | 

HyperConnectivity – Conectados pero solos

SHARE

La tecnología está presente en buena parte de nuestras actividades diarias. Desde cómo nos relacionamos a nuestra manera de entretenernos. Aprendemos, nos movemos y trabajamos a través de pantallas, con toda la información al alcance de un solo dedo.  

La hiperconectividad a la que estamos sometidos no sólo puede afectarnos en nuestra percepción, hábitos y comportamiento, sino que también puede alterar nuestra postura y hábitos corporales, nuestros músculos o la mismísima morfología de nuestro cerebro