Article  | 

Sobre Hubs tecnológicos, Barcelona y Talento | Hablamos de ello en nuestro próximo Mobile Talk

SHARE

La tecnología se ha convertido en uno de los mayores focos de inversión y desarrollo del mundo empresarial. Con la llegada de avances como el 5G o el machine learning, se ha vuelto esencial para las empresas atraer talento en campos como la ingeniería o la programación, para ponerse a la cabeza de los cambios que marcarán el siglo XXI. 

La concentración de focos de inversión y creación ha transformado a ciertas ciudades en verdaderos ecosistemas tecnológicos. España no se ha quedado atrás: el estudio Startup Hetmap Europe ya sitúa a Barcelona entre los tres mejores hubs tecnológicos, mientras que el 22@ de la capital catalana se ha convertido en el principal hub de talento en Europa. 

Con motivo de la próxima sesión de MobileTalk, explicaremos qué es un hub tecnológico. También exploraremos cómo Barcelona ha logrado liderar los rankings de ciudades tecnológicas a nivel global, así como los retos que le deparan en el futuro.

Qué es un hub tecnológico

Los hubs tecnológicos pueden definirse como concentraciones de empresas cuya actividad se relaciona con la tecnología de forma directa o indirecta. Estas concentraciones empresariales suelen ocupar una zona geográfica concreta, ya sea una ciudad o un distrito. 

La clave de los hubs tecnológicos es que tanto start-ups como empresas de tamaño considerable comparten el mismo espacio, generando un ecosistema emprendedor. A menudo, los TechHubs disponen de espacios de oficinas compartidos, que se ofrecen a un coste relativamente bajo para proyectos empresariales tecnológicos. 

Como resultado, los hubs tecnológicos promueven la colaboración y la circulación de talento desde varios ámbitos distintos: tanto programadores como ingenieros, expertos en marketing y publicidad o diseñadores, entre otros. El ambiente cooperativo contribuye a generar estrategias comunes y apoyar las iniciativas más arriesgadas. 

Sin duda, el modelo más conocido de hub tecnológico es Silicon Valley, en la Costa Oeste de Estados Unidos. A lo largo de los últimos cincuenta años, esta región de California se ha transformado en un parque tecnológico en el que se encuentran las mayores empresas tecnológicas del país. 

Hub tecnológico Barcelona ¿Qué significa?

Pero Silicon Valley no es el único hub tecnológico con un papel importante a nivel global. Otras ciudades, como Nueva York o Londres, también reciben cantidades notables de inversores privados para el desarrollo de start-ups tecnológicas. A nivel europeo, figuras como la del analista-programador crecen a un ritmo constante, pero es en España donde ha experimentado un aumento mayor. 

En particular, Barcelona ya se posiciona como una de las ciudades europeas con más desarrolladores, y una de las principales sedes tecnológicas del continente. Además de acoger el MWC, ya cuenta con sedes de multinacionales punteras como Amazon y Facebook, atrayendo todavía más a empresas con la innovación tecnológica como objetivo principal.

El aumento de la demanda ha promovido la creación de un hub tecnológico en Barcelona de la talla del Distrito 22@. Ubicado en el barrio del Poblenou, este hub ha dado la bienvenida a un sinfín de empresas de comunicación, cultura y tecnología, estrechando los lazos de colaboración entre el tejido empresarial, centros de investigación e instituciones académicas.

Hay varios motivos detrás del éxito de Barcelona como capital de los avances tecnológicos. Por supuesto, el buen clima y la calidad de vida de la ciudad no deben ser subestimadas. Además, como indica Jordi Arrufí, Digital Transformation Director de MWC Barcelona, hay tres elementos clave del tejido empresarial de la ciudad que contribuyen a convertirla en un lugar de referencia: la inversión conjunta mediante la colaboración entre entidades públicas y empresas privadas, el énfasis en la creación de hubs tecnológicos y, muy ligada a este último, la apuesta formativa y la promoción de talento local especializado desde el ámbito académico universitario y extracurricular.

Todos estos factores han movido a más de 4.000 empresas a instalar sedes en la ciudad condal. Entre ellas, se incluyen nombres tan conocidos como Casio, Yahoo!, Microsoft, Ebay y Mediapro. El éxito de la ciudad ha contribuido de forma notable al crecimiento económico y a la creación de empleo. También ha transformado el aspecto de Barcelona, convirtiéndola en una capital adaptada a los últimos avances digitales y abriendo hueco a proyectos locales de índole tecnológica como Barcelona Tech.

Barcelona Tech

La creciente presencia de empresas en la ciudad ha hecho necesaria una asociación para fomentar la creación de proyectos en común. En ese sentido, la organización Barcelona Tech se ha encargado de acoger nuevos proyectos y extender redes de colaboración.

La asociación fue fundada en 2013 bajo el nombre de Ecommerce & Tech, y más tarde fue rebautizada como Tech City para englobar un espectro más amplio de empresas. Hoy en día, Barcelona Tech está plenamente consolidada como referente para la emprendeduría tecnológica en la capital catalana. Representa a más de 1.200 empresas, y colabora con alrededor de 70 socios para reforzar el talento innovador de Barcelona.

La asociación se organiza alrededor de varias instalaciones, inmersas en el centro del hub tecnológico de la ciudad. Por un lado, el edificio-hub Pier01 se inauguró en 2016 para aunar los esfuerzos de las empresas miembro. En las futuras fases de desarrollo, Barcelona Tech ampliará su espacio de actividad y desarrollará el Urban Tech Campus, el centro neurálgico de su red de hubs que abarcarán todo el ecosistema tecnológico de la ciudad.

Ese será uno de los siguientes retos para la capital catalana. Con la ayuda del sector público, asociaciones como Barcelona Tech transformarán la arquitectura de la ciudad e integrarán la innovación tecnológica en la ciudad. El desarrollo de nuevas herramientas como el Internet de las Cosas y los servicios avanzados permitirán implicar a los ciudadanos en el progreso tecnológico, proyectando al exterior una imagen de Barcelona como voz de referencia en el campo de la emprendeduría digital. 

 Disseny Hub Barcelona

En paralelo al desarrollo de la innovación empresarial por parte de asociaciones como Barcelona Tech, la ciudad también se esfuerza por conservar y divulgar su cultura a través de proyectos como el Disseny Hub. Junto a la proyección internacional de la ciudad como escenario de desarrollo, el Disseny Hub Barcelona promueve las industrias creativas como el diseño, el audiovisual, la arquitectura y la artesanía.

Si el Distrito 22@ es el principal hub tecnológico de la ciudad, podría decirse que Disseny Hub se erige como su núcleo creativo. De forma análoga, colabora con centros de formación, creadores y empresas locales e internacionales para promover el desarrollo económico y consolidar Barcelona como capital de la creatividad. 

El Disseny Hub funciona a través de tres ejes principales: 

  • En primer lugar, desempeña una labor divulgativa mediante las exposiciones del Museo Hub Barcelona o Museu del Disseny, además de festivales y conferencias. 
  • Por otra parte, también trabaja codo con codo con universidades y escuelas para la promoción del talento y la investigación
  • Por último, promueve la investigación en diseño y artes decorativas a través de instituciones como el Centro de Documentación.

El Disseny Hub es una herramienta fundamental para reforzar la idea de Barcelona como ciudad con una imagen propia e idiosincrática, y con un acervo cultural particular. Su promoción de la cultura del diseño en la capital catalana ayuda a posicionarla como un foco de interés turístico y empresarial. Estas ventajas van de la mano de los avances que permiten la creación de hubs tecnológicos, y juntos hacen posible que Barcelona encabece las listas de ciudades más atractivas para la inversión y el crecimiento empresarial.